Cerrajeros sin experiencia online.
Precauciones al contratar empresas de cerrajería.
Las probabilidades son buenas de que cuando se busca en Google para contratar un servicio de cerrajería encuentre una empresa seria y responsable. Pero hay posibilidades de contratar una empresa que no tenga personal profesional ni con los conocimientos apropiados.
Para ayudarle a entrar en su casa o en su auto, los resultados de búsqueda incluirán probablemente sub-contratistas mal entrenados que le exprimirán por dinero en efectivo.
cerrajero online sin experiencia
Tal vez esto le haya pasado.
No puede entrar en su coche o casa, usted saca su teléfono y escribe “cerrajero” en Google. Le aparecen una lista de nombres, los más prometedores son los que aparecen debajo de los anuncios de pago, en el espacio reservado para las empresas de servicios locales.
Usted puede asumir que el algoritmo del motor de búsqueda instantáneamente ha filtrado a través de las posibilidades y le muestra a los que están cerca de usted y que han ganado buenas críticas de los clientes. Algunos listados ciertamente se ajustan a esa descripción. Pero hay muchas probabilidades de que sus resultados incluyan cerrajeros que no son cerrajeros en absoluto.
Son centros de llamadas – a menudo fuera de la provincia, a veces en un país diferente – que utilizan un truco de alta tecnología para engañar a Google para que los presenten como tiendas físicas en su vecindario. Estas operaciones, conocidas como generadores de búsqueda, tienen a un grupo de cerrajeros sub-contratistas mal entrenados para atender el servicio. Después de que sus datos se envían, generalmente a través de texto, uno de esos sub-contratistas salta en su coche y se dirige a su vehículo o casa. Ahí es cuando empieza el problema.

El objetivo de estas empresas de sub-contratación es arrebatar tanto dinero como sea posible a cada cliente. El enfoque típico es que una telefonista ofrezca una estimación por el servicio en el rango de €35 a € 90.

En el sitio, el sub-contratista exige tres o cuatro veces esa suma, alegando a menudo que el trabajo era más complicado de lo esperado, (hay veces en que esto es cierto) La mayoría de los consumidores simplemente pagan, en parte porque están ansiosos por entrar en sus hogares o automóviles.
“Era muy tarde y hacía mucho frío”, dijo un cliente, recordando una noche de enero pasado cuando llamó a una de estas empresas de sub-contratación, el cerrajero más cercano a su casa, según una búsqueda de Google Mapas en su iPhone. “Este tipo aparece y dice que necesita romper mi cerradura de la puerta, que costará 650€, aproximadamente siete veces la estimación que me habían dado en el teléfono. Y pidió el dinero en efectivo.

El número de teléfono de esta empresa ahora está desconectado.
Esta es una situación corriente. Y se ha convertido en una epidemia en calma en España. Asegúrese de llamar a verdaderos profesionales de la cerrajería.